Instalación de Sistemas de Riego:

Un Servicio a la medida

Regadera verde

Tal como ocurre la construcción de una ampliación, una terraza o una piscina, la instalación de un sistema de riego automático es un proyecto que debe ser planificado caso a caso, tomando en cuenta tanto las características del lugar como las necesidades y preferencias del cliente. Por lo mismo, si está pensando en equipar su jardín con un sistema de riego, uno de los primeros pasos será coordinar una visita a su propiedad con quien vaya a realizar la instalación, para así poder ver en terreno las opciones posibles de implementar y recoger la información necesaria para elaborar un buen proyecto.

¿Qué se debería ver durante una visita en terreno?

Para empezar, durante esta visita se deberían revisar las características del lugar, tales como sus dimensiones, forma y distribución de la vegetación.

Por otra parte, se deberían ver las opciones para conectar un sistema de riego a la red de agua. En esta etapa se examinan los puntos en que es factible conectar un arranque y se deberán realizar pruebas de presión y de caudal necesarias para poder dimensionar correctamente los circuitos de riego. En sistemas de riego programado, se deberá concordar un lugar adecuado para instalar el controlador. Idealmente se debería escoger un lugar de fácil acceso (incluso en días de lluvia), donde sea factible conectar el equipo a la red eléctrica y a las válvulas.

También se deberían revisar los proyectos que, en el mediano plazo, pudieran obligar a modificar el sistema de riego, tales como construcción de piscinas y terrazas. Esto permite en muchos casos diseñar un trazado de tubos que no requiera de modificaciones profundas a la hora de concretar dichos proyectos.

Por último, y a la luz de los antecedentes antes mencionados, se deberían revisar en conjunto con Ud. las opciones más adecuadas para regar su jardín, con el fin de aclarar sus inquietudes e incorporar sus observaciones al proyecto de riego automático.

¿Cómo se prepara el presupuesto?

Una vez finalizada la visita en terreno, corresponde calcular la capacidad hidráulica de la instalación existente y diseñar un sistema de riego adecuado para dicha capacidad, tomando siempre en cuenta los demás antecedentes recogidos en terreno.

A partir de dicho diseño se pueden calcular los costos de la instalación y los tiempos de ejecución, aunque algunos instaladores optan por fijar una tarifa por metro cuadrado de jardín.

¿Cómo es el proceso de construcción de un sistema de riego automático?

Aunque el orden en que se realizan los trabajos puede variar, es común partir por la preparación de un arranque de agua y la instalación de una llave de paso, para lo cual suele ser necesario cortar el suministro de agua de la casa por un período de 15 minutos a una hora. Esta llave controlará el paso del agua a la instalación de riego, permitiendo continuar los trabajos (así como realizar modificaciones futuras) sin necesidad de cortar nuevamente el suministro de la casa. Como podrá imaginar, omitir la instalación de dicha llave puede traer más de algún inconveniente.

El paso siguiente suele ser la instalación de un tubo matriz que conecta la llave de paso con las válvulas que controlan cada circuito y la instalación de las electroválvulas. Cuando el trazado de los ductos lo permite, se aprovecha de instalar en la misma zanja los cables que conectan el controlador con las válvulas. Estos cables deberán ir colocados en ductos eléctricos color naranja en su tramo subteráneo, con el fin de minimizar el riesgo de que sean dañados accidentalmente durante la ejecución de algún trabajo.

Junto con la instalación de las válvulas, se suelen conectar a éstas los cables que entregarán la señal eléctrica proveniente del controlador de riego. Conviene exigir que a estas conexiones se les aplique un baño en soldadura u otro tipo de protección, con el fin de asegurar su correcto funcionamiento durante muchos años.

Ya instaladas las válvulas, se instalan los rociadores y los tubos que conducen a éstos. En los sistemas de riego por aspersión se suelen instalar rociadores del tipo Pop-Up donde hay cesped, los cuales permanecen ocultos bajo el nivel de la tierra y se elevan algunos centímetros a la hora del riego, por acción de la presión del agua. En las zonas con plantas y arbustos, en cambio, se suelen colocar rociadores a mayor altura, o bien, sistemas de microriego o goteo. Con el fin de cuidar la estética del lugar y prolongar la vida útil del sistema, es recomendable que los rociadores en altura sean montados sobre tubos de color verde con protección contra la radiación UV.

El siguiente paso suele ser la instalación del controlador y una prueba general del sistema.

Finalmente corresponderá realizar ajustes al sistema, con el fin de asegurar su correcto funcionamiento.

Volver a Riego Automático

-Instalación de Sistemas de Riego Automático.
-Servicios de mantención.
-Sistemas de riego por goteo
-Sistemas de riego programado.
-Recomendaciones para sistemas de riego.
-Cursos sobre sistemas de riego.

Acerca de Territorioverde.cl – Términos de uso de la información




Todo sobre energía Jardines Riego Automatico El Tiempo en Santiago Fondos de Escritorio Agregar a favoritos





Portada del sitio